fbpx

«El concierto clásico que este dúo sorprendente proyecta está salpicado de bromas y peripecias. ¡Qué bello momento!»

Télérama

Una pareja de músicos y clowns aparece sobre el escenario: ella, violinista, usa un vestido rojo y una peluca barroca; él, tubista, lleva una nariz de payaso y una gorra negra. Así comienza una suerte de cortejo disparatado en el que ella toca a Bach, Vivaldi y Strauss en posiciones imposibles — de cabeza, sobre los hombros de su pretendiente, abriéndose de piernas — y él intent a enamorarla haciéndola girar, saltar, volar. Pantomima, acrobacias, teatro y música sirven a este dúo franco – uruguayo para crear un espectáculo conmovedor, luminoso y ágil, en el que la figura del clown logra un nuevo estatus: más que hacer reír, se trata de crear «poesía en acción» a través de lenguajes universales como la música y el movimiento del cuerpo. Les Rois Vagabondes, ganadores del Premio de Público del Festival Avignon Off con esta obra, encarnan a la perfección lo que alguna vez dijo el crític o y poeta francés André Suarès: «El arte del clown va mucho más allá de lo que uno piensa. No es ni trágico ni cómico. Es el espejo cómico de la tragedia, y el espejo trágico de la comedia».

La presentación de Concierto para dos clowns en Frutillar es par te de una alianza entre el Teatro del Lago y Fundación Teatro a Mil, la cual está enmarcada en el modelo colaborativo de gestión del Festival. Les Rois Vagabonds es una compañía francesa que nació del encuentro entre Julia Moa Caprez e Igor Sellem. El ecléctico bagaje de este dúo, que abarca desde la acrobacia hasta la música, pasando por la danza y el teatro gestual , dio lugar al deseo común de explorar el arte del clown. Desde 2008 desarrollan la búsqueda de un lenguaje universal, sin palabras. Se inscri ben en la tradición de clowns legendarios, como Grock, Buffo y Slava, que buscaron hacer evolucionar su espectáculo a lo largo de sus carreras.